¿Cómo miden las empresas su progreso hacia la economía circular?

4

Las empresas de todo el mundo han comenzado a implementar modelos piloto de economía circular en respuesta a las oportunidades económicas positivas destacadas en numerosas investigaciones. A medida que más y más organizaciones empiezan a explorar como implementar cambios en sus prácticas, se crea una necesidad adicional de innovación en cómo medir el éxito.

Desde que la Fundación Ellen MacArthur publicó su publicación “Towards the Circular Economy Report Series” (2012-14), descubriendo una oportunidad económica de 1 billón de dólares para las empresas en transición hacia una economía circular, se han hecho eco de varios informes e investigaciones, incluyendo el de la Fundación “Growth Within”, y los de investigaciones de Accenture, Deloitte, WRAP, así como varios otros. Existe un acuerdo casi unánime de que los modelos de economía circular traen beneficios tanto a la economía como al medio ambiente.

Sin embargo, las empresas individuales están acostumbradas a utilizar una variedad de métricas y herramientas en todos los aspectos de su negocio para evaluar, rastrear y medir el progreso y el desarrollo en áreas específicas a nivel de empresa.

En mayo de 2015, la Fundación y la empresa GrantaDesign anunciaron los resultados del proyecto de dos años Circularity Indicators y lanzaron una herramienta de evaluación web que permitió por primera vez a las empresas seguir el progreso de su economía circular.

El principal indicador producido fue el Indicador de Circularidad de Materiales (MCI), que se centra en el nivel de producto y tiene en cuenta la cantidad de materiales y componentes virgen, reciclados y reutilizados en el proceso de producción, cuánto y cuán intensamente se utiliza el producto con relación a su industria (teniendo en cuenta la reparación y el mantenimiento), el destino del producto y las piezas después del uso, y la eficiencia con la que el producto puede ser reciclado. Presentado como un valor entre 0 y 1, donde la mayor circularidad se indica por un número más alto, la herramienta fue diseñada para permitir que las empresas rastreen el progreso de sus productos individuales hacia una economía circular.

A medida que el concepto sigue ganando tracción a nivel mundial, la demanda de herramientas de medición de la economía circular ha aumentado desde que se lanzó el MCI, y no es una tarea sencilla. “El reto más difícil es el cambio de paradigma para las empresas que están acostumbradas a medir las reducciones en el uso y el impacto, que ahora necesitan cambiar para medir el valor creciente y el impacto de sus productos y negocios como metabolismos”, dice Adrian Wain, asesor de negocios de UL EHS Sustainability.

Wain describe que el MCI tiene un punto de partida fuerte, pero destaca la necesidad adicional de que las empresas tengan herramientas que se expanden más allá de un valor de 0 a 1, y proporcionar el tipo de retroalimentación que permite un mejor rendimiento.

Además, las empresas también deben tener en cuenta el impacto de los pilotos y modelos de economía circular en el éxito general de su negocio. Por ejemplo, cambiar de un enfoque de venta única a un modelo de producto como servicio puede crear más valor para un negocio en general, pero puede que no aparezca en los informes de ventas estándar de trimestre a trimestre.

La complejidad del cambio no hace que sea fácil para los evaluadores de negocios internos, Wain comentó que “hay una comprensión de la economía circular y una dirección de viaje, pero las empresas no saben realmente todavía cuáles deben ser sus nuevos KPIs (indicadores clave de proceso)”.

La medición como medio de mejora y optimización se encuentra todavía en una fase experimental, pero está cada vez más apoyada por la evolución de las tecnologías digitales, la Internet de las Cosas (IoT) y la disponibilidad de conjuntos de datos completamente nuevos.

También se pueden aprovechar las historias de éxito en otros campos. La contabilización de las externalidades y la asignación de valor al capital natural es un reto importante, pero varias empresas y organizaciones han asumido el desafío y han logrado avances reales, tanto en la medición como en la demostración de los beneficios económicos de una mejor práctica.

Es probable que ninguna herramienta por si sola sea capaz de calcular el alcance total de los impactos del cambio, sino que la economía circular requiere la evolución de nuevos modos y entendimientos del concepto de éxito empresarial.

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com